lunes, 1 de febrero de 2010

La Diosa Fortuna y el cuerno de la abundancia


Según los griegos y los romanos, en el Olimpo nacio una bella diosa, la cual podia encauzarnos hacia las alegrias y las catastrofes indiferentemente. La Diosa Fortuna tenia el poder de darnos grandes tesoros o llevarnos a grandes catastrofes.

Antes de la concepción cristiana occidental del bien y el mal, los antiguos pueblos entendian las catastrofes y las recompensas como actos realizados para la diversión de la diosa Fortuna, quien se entretenia dando suerte a algunos y quitandosela a otros. El asunto de la suerte todavia es un sujeto de debate en nuestra epoca, pues muchos tienden a pensar que no existe, mientras que otros creen que es lo unico que necesitan para triunfar en la vida. 

Para mi es una idea sumamente curiosa. En primera porque no creo en el sistema de recompensa y castigo sobre la cual se basan muchas personas para determinar sus actos. Muchos creen que el actuar bien sobre otros, de alguna manera seran recompensadas, mientras que piensan tambien que el actuar de manera malintencionada tambien les sobrevendra un castigo. Este tipo de conceptos eliminaron el pensamiento antiguo de los griegos sobre la buena fortuna y la mala fortuna, en donde actos buenos y malos no tienen mucha relevancia sobre como nos irá en la vida. 

Toda esta reflexión surgio por algunas cosas que me pasarón en los ultimos dias. Primero habia recibido una cantidad de dinero no solicitado en mi estado de cuenta. Quizás producto de un error, habia recibido una recompensa por un acto no ejecutado. Simplemente una de variables que sucedieron que tuviera dinero en mi cuenta. Sumamente curioso. Me atrevi a pensar que la diosa Fortuna me sonrió coquetamente y yo le correspondi de igual forma. 

 Justamente sobre eso habla Jorge Bucay, en su libro El mito de la diosa Fortuna pues argumenta que la suerte esta determinada por una seria de factores combinados:


 

Esperar a la diosa fortuna no exactamente la forma de atraparla. Para poder adquirir sus buenos frutos, uno tiene que saber combinar el azar con las circunstancias, el talento, la oportunidad y las cosas que hemos aprendido, solo asi podremos estar siempre tras sus pasos, esperando que nuestra acción nos lleve hacia la buena fortuna. 

La imagen mas conocida de la diosa fortuna, es la que se encuentra sentada, junto con un cuerno que se extiende al infinito y del cual surge la abundacia de sus favores.




El cuerno de la abundancia provee a todos la fortuna de encontrar cosas que nos favorecen, pero a su vez también se responsabiliza por la suerte de todos lo que tengamos una tragedia que nos toca por haber estado ahi. También vivido en carne propia, una vez estuve en la famosa explosión en la ciudad de Morelia y a unos cuantos pasos de haber sufrido la misma suerte que los que perecieron ese dia por culpa de una granada. ¿Que hicierón aquellas personas para merecer la muerte? Absolutamente nada, simplemente por capricho de unos hombres y el infortunio de ellos al haber estado presentes en el lugar menos indicado y menos imaginado.

Este designio de la diosa Fortuna puede también hacerse para preguntas mas profundas. ¿Porque algunos nacemos feos y otros bellos? ¿Porque algunos nacemos ricos y otros pobres? La diosa fortuna decidio arrojarles la buena fortuna a unos y simplemente a otros no les toco. Sus decisiones no tienen ningún valor con nuestras acciones, simplemente son sus caprichos femeninos.

Yo creo que debemos coquetear a la diosa Fortuna al igual que buscamos una mujer, crear las circunstancias, adquirir las habilidades y buscar las condiciones adecuadas para que el azar y todo lo relacionado con lo que deseamos nos produzca suerte, y sonreirle cuando la veamos, como si fuera la mujer mas hermosa del mundo...



No hay comentarios.: