sábado, 28 de febrero de 2009

Nietzsche, hijo de godos y griegos (2)


Un buen tema para un poeta sería el aburrimiento de Dios después del Séptimo día de la Creación.
Nietzsche

Aquel simpático hombre alemán habría tenido muchas amistades si hubiera vivido en estas épocas. Se habría dado cuenta que lo usaron de pretexto sus queridos compatriotas alemanes para una gran guerra contra el mundo (aunque estoy casi seguro que su objetivo eran los judíos) y quizás se hubiera hecho vicioso de algún entretenimiento moderno.

Nietzsche es el hombre que te enseña mientras caminas, porque solo el conocimiento que se adquiere andando es valido. Nietzsche concibió sus principales ideas en la punta de las montañas, lejos del olor humano. Mas allá de los limites de su pensamiento contemporáneo. El filosofo alemán expuso siempre su repulsión ante el pensamiento raquítico de los hombres, pensamiento que se había degenerado tras la creación del cristianismo del griego San Pablo. Nietzsche había siempre soñado con ser griego. Los griegos evolucionaron a una forma de vida que rara vez se imita en la modernidad. Solo los griegos saben bailar con la vida. Claro, los griegos clásicos, y no los rockstars que todo mundo conoce (Socrates y Platón). Los griegos dionisiacos encontraron que lo mejor que se podía hacer con la vida, era bailar...

MI PERRO. - He puesto un nombre a mi dolor: le llamo mi perro; es tan fiel, tan impertinente, tan descarado y también tan divertido y tan listo como cualquier otro perro. Lo riño y descargo sobre él mis malos humores como hacen otros hombres con sus perros, sus criados y sus mujeres.
-La Gaya Ciencia

Nietzsche gusta de tomar bebidas del pensamiento. Gusta de tener los beneplácitos del científico, los del filosofo, los del ateo, y las del artista. A Nietzsche incluso le gusta pensar como muchos animales, excepto el perro y el caballo, pues estos están muy humanizados, y eso a Nietzsche le causa roña. La única bebida que no pasa, es el vino de consagrar. Piensa que lo duerme cuando no debe dormir y le quita el placer sexual. Ese tipo de cosas le disgustan. Si hubiera sido millonario, hubiera usado su dinero para crear una maquina del tiempo y regresar con los griegos a hacer alguna fiesta de alcohol y danza durante días sin fin. Seguramente habría viajado al futuro para reírse de lo que hicieron con su pensamiento, y quizás los habría detenido pero se habría distraido con algún aparato moderno como el avión y se habría ido a volar muy lejos y alto, otra vez, lejos de los hombres.

A mi me hubiera gustado invitarlo a cenar. Quizás no hubiera podido platicar mucho con él, pues mi alemán es muy malo. Pero seguramente le habría enseñado todas las maravillas de la actualidad, le habría prendido la tv, y hubiera visto como el fútbol atrae mas hombres que un discurso científico sobre el origen del universo. Nietzsche hubiera proclamado "Les dije, el hombre prefiere jugar, que pensar"

No hay comentarios.: