miércoles, 2 de enero de 2008

Peter Hassler y el sacrificio humano

El sacrificio humano entre los aztekas

¿Es verdad todo lo que se ha escrito en la Historia de Anauak?
¿Es verdad que sus habitantes practicaban bárbaras costumbres?
¿Cómo un pueblo sacrifícador pudo escribir tan bellas poesías?
Desenmascarando los mitos de nuestra historia.
INTRODUCCIÓN
Mucho se ha dicho sobre los sacrificios humanos entre los pueblos de Anauak, y hoy es una verdad aceptada e indiscutible, tan es así que pensaríamos que nadie se atrevería a negarlo, sin temor a que lo calificáramos como loco, ignorante y muchos títulos más.
Sin embargo desde hace mucho tiempo se han venido realizando investigaciones para poner en duda la existencia de este supuesto rito. La tradición oral siempre ha negado que en Anauak se realizaran estos bárbaros hechos, aun así muy pocos han confiado en ella e incluso la han dado a conocer.
La mayoría de nosotros conocemos muy pocos testimonios de personas que se han encargado de refutar este ritual, otros ni siquiera conocemos alguno. En el siglo XX empiezan investigaciones sobre los sacrificios humanos, algunas de ellas fueron encabezadas por la profesora Eulalia Guzmán y por el Dr. Ignacio Romerovargas Yturbide. Si bien en estos trabajos no niegan la practica del sacrificio si niegan las exageraciones realizadas por los frailes.
Cuando surge el Movimiento Confederado Restaurador de Anauak, al frente del cual estuvo el Lic. Rodolfo Nieva López, se empieza a negar esta práctica. Prueba de ello se puede encontrar en el Libro de Izkalotzin Nieva López titulado "Mexikayotl, Filosofía Nauatl". Con el paso del tiempo se abre un gran debate sobre la supuesta existencia de los sacrificios, se van formulando más argumentos en los cuales se niega tal hecho.
Se han ido realizando más trabajos sobre el tema, sin embargo son poco conocidos. Por ejemplo en el libro "Juicio a España", Xokonochtletl dedica un artículo para debatir la veracidad del sacrificio. Mas recientes son el trabajo del Maestro Arturo Meza intitulado "Al otro lado de las Sombras", y algunos artículos del Ing. Felipe Lira Montes de Oca y el Lic. Andrés Fernández Gatica.
No obstante muchas de estas investigaciones no se han tomado en cuenta, tal vez por que las personas que las realizaron no tienen una preparación "oficial" en la materia. Aun cuando las pruebas mostradas parecen evidentes los eruditos en el tema siguen afirmando la práctica del sacrificio humano entre los pueblos de Anauak.
En todas las escuelas de nuestro país se sigue con esta practica irracional de repetir mecánicamente una mentira que con el tiempo se ha vuelto una verdad Indiscutible.
No -importa el grado, desde primarias hasta la Máxima Casa de Estudios: la UNAM se afirma lo mismo. En este caso queremos presentarles, un trabajo del Dr. en Etnología Peter Hassler, quien es de nacionalidad suiza y profesor en la Universidad de Zurich. Este profesor posee el titulo de Doctor gracias a su investigación acerca de los sacrificios humanos, un libro con más de 460 páginas y 120 imágenes editado en 1992.
El Dr. Hassler posee varios títulos que lo acreditan como conocedor de la gran cultura de Anauak, por lo que pensamos no carece de fundamentos para sostener sus afirmaciones. El investigador suizo en 1993 realizó un viaje a nuestro país con motivo de presentar una serie de conferencias para demostrar la inexistencia de la practica del Sacrificio humano entre los pueblos pre-Kuauhtemikos. Diversos fueron los lugares que visitó el Dr. Hassler, y parecía que nunca se volvería a difamar a los pueblos de Anauak.
Sin embargo hoy, casi 10 años después se sigue difamándolos, achacándoles toda serie de sangrientos actos. Es por eso que nosotros decidimos un artículo publicado en 1992, en el periódico alemán “Die Zeit" para presentárselo a ustedes.
Nos hemos encargado de traducirlo del ingles, ponerle algunas notas para aclaraciones, y esta breve introducción. El artículo lo tomamos de la siguiente dirección: www.mexika.org/Sacrifice.html
Esperamos estimular el desarrollo de su pensamiento acerca de esta gran mentira y promover una actitud crítica y sin temor de defender lo que consideramos la verdad, creemos necesaria la difusión de esta idea, por lo tanto les pedimos que sean los propagadores de dicha idea. Para terminar anotamos una sentencia, denotando la prudencia que deberíamos tener, ya que solo se debe hablar cuando sea necesario como en este caso.
ITZ KIKTA, ITZ KAKI : HUAN ITZ ZAKUA MO KAMATL
VE, OYE Y CALLA.
31 de diciembre de 2002



El siguiente texto es una traducción de un articulo de la Revista Die Zeit


¿El Sacrificio Humano entre los Aztekas?
Copyright World Press Review Dec 1992
Traducción: Baruc Martínez Díaz y Jorge Arellano Castillo.

Un aire de fuerte fascinación rodea nuestro interés en los Aztekas, la gente quien, al comienzo del siglo XVI, habitó una de las más grandes ciudades del mundo: Tenochtitlán. En 1521 ésta metrópoli fue borrada de la faz de la tierra por los conquistadores españoles, al mando de Hernando Cortés, y sus aliados Indios. Como una justificación para sus actos destructivos, los conquistadores generaron información designada para escandalizar a su audiencia ""cristiana":
Ellos describieron que los Aztekas practicaron el sacrificio humano. Después las crónicas por escritores españoles, misioneros e incluso indios evangelizados mencionaron repetidamente este culto. Aun cuando los Científicos llamaron a estos reportes exagerados en gran manera, el hecho de que los Aztekas sacrificaban humanos permaneció incuestionable. Cortando y después sacando el corazón de la víctima con un cuchillo de obsidiana (formado de cristal volcánico) fue supuestamente el método más común de sacrificar, aunque otras formas fueron practicadas también.
Estas incluyeron, decapitación, perforaciones con lanzas y flechas y situando a las víctimas contra otros en duelos desiguales. Nosotros diremos que algunas víctimas fueron literalmente desolladas en vida, un sacerdote después se ponía este macabro "traje de piel" para dar inicio a una danza ritual.
No han faltado teorías y explicaciones para poner un trasfondo a estos actos arcaicos. Algunos investigadores los han juzgado como rituales religiosos. Otros los han llamado exhibiciones de agresión reprimida e incluso un método, de control natal.
Aunque el sacrificio humano ha sido el tema de muchos escritos, casi no ha tenido lugar una-exanimación crítica en las fuentes de información acerca de esto. Una revisión crítica es urgente y necesaria.
Muestra de el sacrifico por extracción de corazón
Bernal Díaz del Castillo, es la clásica fuente de información acerca de los masivos sacrificios realizados por los Aztekas. Un soldado ''literato en compañía de Cortés Díaz, aseguró haber sido testigo de un ritual. "Nosotros observamos en dirección a las grandes pirámides y vimos como [los Aztekas]... tiraban [a nuestros camaradas] por los escalones y se preparaban para sacrificarlos", él escribió en su "Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España", publicada póstumamente en 1632, "'después ellos danzaron, ellos colocaron a nuestros camaradas boca arriba sobre un cuadrado con estrechas piedras erigidas para los sacrificios. Después con cuchillos de obsidiana, ellos aserraban sus pechos, y los abrían sacaban sus todavía palpitantes corazones y ofrecían estos para sus ídolos".
La escena de este ritual de sacrificio fue en el más importante templo de la ciudad-isla de Tenochtitlan. Los observadores, sin embargo, estuvieron viendo desde su campamento sobre la orilla de un lago de 3 ó 4 millas de distancia. (1)
De ese punto Díaz ni hubiera podido ver ni oír alguna cosa. Para seguir la acción en el pie de la pirámide, él habría tenido que estar dentro del templo.
Imagen de la ciudad Mexihko- Tenochtitlán
Pero esto habría sido imposible porque los Aztekas habían expulsado a los españoles y a sus aliados quienes habían estado sitiando la ciudad por todos sus lados. Pero Díaz no es el inventor de la leyenda de la muerte ritual. Cortés originó la mentira en 1522, cuando él escribió una corta versión de los relatos para el emperador Carlos V. (2)
Él habría estado seguro que sus relatos encontrarían oídos listos, ya que en los siglos XV y XVI muchas mentiras estuvieron siendo esparcidas en España acerca de muertes rituales realizadas por los Judíos, quienes estuvieron siendo expulsados de la península Ibérica junto con los Moros. Las mentiras de Cortés fueron tremendamente exitosas; estas permanecieron por casi 500 años sin oposición. Con las mentiras de los conquistadores han tenido lugar reportes de segunda mano que podrían ser llamados "Hearsay evidence"[ esto es a lo que el autor nombra como "cuentos de oí decir"] en los escritos de los misioneros e indios evangelizados quien en su fanatismo, despreciaron su antigua religión. Las narraciones son llenadas con vagas y banales frases como "y por eso ellos sacrificaron", lo cual indica que los escritores no pudieron haber sido testigos de un real sacrificio humano.
La única concreta evidencia viene para nosotros no de los Aztekas sino de la civilización Maya de “Yucatán” (3). Estas pinturas son encontradas en los registros de pruebas conducidos por la INQUISICIÓN, entre los años de 1561 y 1565. Estos supuestos testimonios acerca del sacrificio humano, fueron conseguidos de los indios en base a la TORTURA y han sido juzgados sin valor como prueba etnográfica.
A lo largo de las narraciones escritas, muchos descubrimientos arqueológicos- esculturas, frescos, murales y pictogramas- han sido declarados por los españoles, indios evangelizados y más tarde por Antropólogos para ser relacionados con el sacrificio humano. Estas imágenes no son en forma alguna prueba de que los humanos fueron sacrificados.
"Sacrificio gladiatorio"
Hasta ahora científicos han comenzado de una posición de creer las mentiras y reportes de "oí decir" e interpretaciones de las imágenes de corazones e incluso de asesinatos en estas ""pruebas". Estas podrían retratar mitos o leyendas. Ellas podrían presentar imágenes narrativas, alegorías, símbolos y metáforas. Ellas podrían incluso ser imágenes de ejecuciones ordinarias o muertes. Huesos humanos que aparecen como si los hubieran cortado tampoco sirven como evidencia del sacrificio humano. En el Budismo, cráneos y huesos de piernas son usados para hacer instrumentos musicales utilizados en rituales religiosos, esto no es en forma alguna relacionado con el sacrificio humano.
Leslie J. Furst, una estudiante de símbolos usados por los Aztekas, ha visto pinturas mágicas donde otros han visto sacrificios humanos. Por ejemplo una imagen muestra la encamación de una ''diosa" (4). , decapitada, en la misma manera que el florecimiento de una planta es removida en el ritual para hacer el pulque, una bebida alcohólica. ¿Por qué eruditos, han interpretado imágenes de auto decapitación y otras cosas que se apartan de la realidad física como evidencia del sacrificio humano, que confundirán a generaciones futuras?.
Hay otro antecedente simbólico importante para las imágenes de los asesinatos en las pinturas Aztekas. La ceremonia de iniciación, cuyo evento central es la muerte mística. El candidato "moría" en orden para renacer. Esta muerte en forma imaginaría o simbólica muchas veces toma una fisura dramática en imágenes- como siendo cortado en trozos o tragado por un monstruo. No ha tenido lugar una investigación en el simbolismo de la Muerte en la alta cultura de los indios de Mesoamerica, sin embargo, hubo muchos mitos de reencarnación entre estas gentes.
El ritual del desollamiento seguramente perteneció a ésta misma categoría. En nuestras pinturas nosotros vemos la piel removida rápidamente de las víctimas de un solo corte a lo largo de la espina, y quitándola del cuerpo en una sola pieza. Esto es raramente practicable. Éste ''traje de piel humana" no puede ser sino una representación simbólica metafórica, como ciertamente es apropiada para la rica imagen del lenguaje Azteca . Y todo el simbolismo del corazón y la sangre puede ser solo una metáfora para una de las bebidas favoritas de los Aztekas, hecha de cacao.
El corazón es un importante órgano simbólico en muchas culturas aparte de las Europeas. En el lenguaje indio, también, este es un símbolo de coraje y representa el alma. Y "sacar el alma del cuerpo" después de todo no es una operación quirúrgica. Esto permite explicar porque no han sido encontradas las fosas donde habrían estado los huesos de las víctimas de los sacrificios masivos en Mesoamerica.
Después de un cuidadoso y sistemático estudio a las fuentes, yo no encuentro signo de evidencia del masivo sacrificio humano institucionalizado entre los Aztekas. El fenómeno para ser estudiado, no son los supuestos sacrificios humanos, sino la honda y enraizada creencia que éstos ocurrieron.
Del Semanario liberal "Die Zeit" de Hamburgo, Peter Hassler, un Etnólogo en la universidad de Zurich, es el autor de "El sacrificio humano entre los Aztecas" un estudio critico a las fuentes" publicado recientemente en Suiza.
Notas:
1.- Bernal Díaz se encontraba en Tlacopan y desde ahí hasta Tenochtitlan hay una distancia de 6 a 8 Km. Además antes existía un lago que rodeaba a la ciudad y es éste lago al que se refiere el autor. Véase la imagen de la ciudad.
2.- Efectivamente Cortés escribió en las cartas de relación acerca de los sacrificios humanos, pero no se puede apreciar por sus descripciones que fuera testigo visual de alguno. En la segunda carta él mismo dice a Carlos V que en todo el tiempo que estuvo en Tenochtitlán no vio un solo sacrificio humano por parte de los nativos.
3.- En varias partes ocupadas por los Mayas se han encontrado grabados, pinturas, códices pertenecientes a ellos, que los Arqueólogos en su ignorancia y desconocimiento de la cultura Maya han vinculado con sacrificios humanos. También el fraile Diego de Landa señaló que fue notificado acerca de sacrificios realizados después de la invasión española, sin embargo, todos sus testimonios fueron conseguidos a base de tortura.
4.- Las comillas las he agregado yo porque lo que los occidentales llaman "dioses" en Anauak solamente fueron simbolismos para representar cosas reales, y por supuesto no encaja con el concepto de "dios" occidental.

Axcan Quema, Tehuatl Nehuatl!!

8 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Guzío dijo...

Gracias a los Dioses por quien vivimos, que ya no sólo tenemos los relatos de los españoles, sino todos los hallazgos arqueológicos, cada vez más, para demostrarnos que los sacrificios humanos fueron una práctica llevada a cabo a lo largo y ancho de Mesomérica, por miles de años. Puede ser que me creas o no, y me da lo mismo si lo haces, pero en un pueblo de los Valles Centrales de Oaxaca, San Miguel Mixtepec, un sacerdote tradicional llamado Melquiado López llevo a cabo uno en una fecha tan tardía como 1950, y a mi me constó. En Chile tuvieron lugar todavía en la década de los 60.

A ver si dejas de léer a "maestros ascendidos" New Age y te pones a leer sobre los últimos hallazgos de la arqueología... aunque no sé si tengas la capacidad intelectual requerida para ello.

Puedes empezar por leer "El Templo Mayor", de Eduardo Matos Moctezuma, o los artículos publicados en www.famsi.org (no te preocupes, están traducidos al español, pensando en ignorantes como tú).

Y si quieres aprender sobre sacrificios humanos contemporáneos ya sabes, deja tu computadora y vente a visitar los pueblos de Oaxaca.

Guzío dijo...

Si piensas que los sacrificios humanos fueron un perverso invento de los perversos españoles, te recomiendo alguna de las siguientes lecturas:

Reh, Emma English
1934 Child sacrifice on Monte Alban
El Palacio 36:97
Santa Fe

Román Berrelleza, Juan A. English
1997 Offering 48 of the Templo Mayor: A Case of Child Sacrifice
In The Aztec Templo Mayor. Elizabeth Hill Boone, ed. pp. 131-144
Dumbarton Oaks Research Library and Collection,
Washington, DC

Román Berrelleza, Juan A.
Torre Blanoc, Alfonso Spanish
1998 Los sacrificios de niños en el Templo Mayor: un enfoque interdisciplinario
Arqueología mexicana 6(31):28-33
Mexico

Y sobre sacrificios llevados a cabo recientemente en Chile:

http://memoralia-ptosaavedra.blogspot.com/

Guzío dijo...

Corroboré mis datos, y el hombre que realizó el sacrificio humano en San Miguel Mixtepec, Oaxaca, no se llamaba Melquiado, sino Victoriano López. Lo realizó como parte de un ritual para curar a una niña. Si quieres saber más al respecto solo tienes que visitar esa comunidad y preguntar a las personas mayores.

Tenamaxtli dijo...

¿Ya leiste el trabajo de Peter Hassler?

Anónimo dijo...

Guzio habla con la clasica arrogancia de quién no tiene argumentos para defender sus tesis. En vez de exponer razones, apela a la inferioridad (supuesta) del interlocutor y a la superioridad (nuevamente supuesta) de "sus" autores predilectos. No se hace analisis de evidencia directa o indirecta, solo se autoproclama como "autoridad". Señores, esto es el siglo XXI y los argumentos "de autoridad" son falacias inaceptables en una discusion.

Anónimo dijo...

Por cierto: los hallazgos arqueologicos confirman el hallazgo de ejecutados en determinados lugares u ocasiones, pero nada mas. El resto es interpretacion pura, no pruebas. Ejecuciones hay en todas las sociedades, pero la explicacion de dichas evidencias fisicas dista mucho de ser satisfactoria, y desde luego, la explicacion propuesta por alguien no es mas que una hipotesis, que poco tiene que ver con datos duros sino mas bien con licencia interpretativa.

Anónimo dijo...

El director de la zona arqueológica de Tecuaque, el arqueólogo Enrique Martínez, dijo a EFE que en ese lugar situado en el municipio de Calpulalpan (Tlaxcala, centro de México) han hallado restos y unas 400 osamentas que dan cuenta de los sacrificios humanos ocurridos entre junio de 1520 y marzo de 1521.
(...)
http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2006/09/09/opinion/OPIN-03.html