viernes, 14 de diciembre de 2007

Joseph Campbell y el arquetipo del héroe


EL HÉROE DE LAS MIL CARAS



Antes de la educación formal que conocemos, en los primeros tiempos civilizatorios del hombre, existía una forma distinta de mostrar el mundo a la humanidad. Lo que ahora nos muestran como los "ridículos" y "fantasiosos" MITOS de las civilizaciones pasadas, estos servían a las personas como formas de aprendizaje del hombre, a través de historias increíbles. Los mitos cumplian la función de "informar" de una forma irracional, la manera de vivir su vida.

Joseph Campbell revisa en su libro "El heroe de las mil caras", una "linea de repetición" constante, en todas las historias épicas, desde el primer mito documentado como el "Gilgamesh", hasta la serie de Star Wars.

Según Campbell, el patrón común en todas las historias épicas son:

  1. Mundo ordinario - El mundo normal del héroe antes de que la historia comience.
  2. El llamado de la aventura - Al héroe se le presenta un problema, desafío o aventura.
  3. Reticencia del héroe o rechazo del llamado - El héroe rechaza el desafío o aventura, generalmente porque tiene miedo.
  4. Encuentro con el mentor o ayuda sobrenatural - El héroe encuentra un mentor que lo hace aceptar el llamado y lo informa y entrena para su aventura.
  5. Cruce del primer umbral - El héroe abandona el mundo ordinario para entrar en el mundo especial o mágico.
  6. Pruebas, aliados y enemigos o La panza de la ballena - El héroe enfrenta pruebas, encuentra aliados y confronta enemigos, de forma que aprende las reglas del mundo especial.
  7. Acercamiento - El héroe tiene éxitos durante las pruebas
  8. Prueba difícil o traumática - La crisis más grande de la aventura, de vida o muerte.
  9. Recompensa - El héroe ha enfrentado a la muerte, se sobrepone a su miedo y ahora gana una recompensa.
  10. El camino de vuelta - El héroe debe volver al mundo ordinario.
  11. Resurrección del héroe - Otra prueba donde el héroe enfrenta la muerte, y debe usar todo lo aprendido.
  12. Regreso con el elíxir - El héroe regresa a casa con el "elíxir", y lo usa para ayudar a todos en el mundo ordinario.
Lo mas interesante de esto, no son las coincidencias en las historias míticas, sino que tomando lo que mencionamos al principio, el héroe, no necesariamente tiene que ser alguien mítico y fantaseoso, sino que también puede uno mismo adoptar esa postura y amoldarla a nuestra forma de vida. Aquí reside el verdadero valor de la enseñanza puesto que nos señala un camino de conducta a lo largo de nuestros actos cotidianos, para hacer de nuestra vida, una vida heroica...

Axcan Quema, Tehuatl Nehuatl!!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es una experiencia que solo cuando la vives la reconoces y te das cuentya que esta en todas partes...solo asi lo reconoces.... pero se tiene que buscar con el corazon... la eterna busqueda de la verdad... el encuentro con el guardian del puente.... y entonces pasa.... pasan cosas que no existen palabras para describir dicha aventura....