martes, 9 de enero de 2018

Estoicismo y Política en la República de Cicerón



Introducción

El presente ensayo tiene por objetivo presentar el desarrollo de una idea perteneciente a algunos de los textos que hemos revisado en el tiempo transcurrido del semestre.  La idea que he escogido en esta ocasión es la del estoicismo en la práctica política de las sociedades antiguas y cómo esta se ve reflejada en los postulados teóricos de los intelectuales de la época. La pregunta a resolver es ¿Qué actitudes y disposiciones de los practicantes del estoicismo de la época antigua pueden ser vistas como virtudes para el ejercicio de la política?

Para resolver esta interrogante utilizaré como tronco principal de la argumentación el texto de La República de Cicerón y de ser posible, una comparación con textos de autores previos: Platón, Aristóteles y otros. También se integran complementariamente algunos textos de romanos de la época, a fin de encontrar puntos  argumentativos que respondan a la pregunta del ensayo. Posteriormente se hará un ejercicio reflexivo sobre la política y la actitud estoica hoy en día. 

El estoicismo: una filosofía popular en la época clásica 

Una de las filosofías más populares de la Grecia y Roma clásica fue el estoicismo. Aunque los estudiosos del tema consideran que los principales creadores de esta corriente de pensamiento están desaparecidos (Brun 1997), se puede recuperar gran parte de sus ideas a través de los documentos que conservamos hoy en día. Los primeros autores a los que se les otorga la categoría de fundadores del estoicismo son atribuidos a Zenón de Citio y una serie de alumnos suyos que forman parte del primer periodo del antiguo estoicismo en Atenas en el siglo III a.c. Se integran también Cleanto y Crisipo(Brun 1997). Posteriormente se reconocen a Diógenes el Babilonio, Antípater de Tarso, Panecio de Rodas y Posidonio de Apanea. Estos autores forman parte del estoicismo medio un siglo después para culminar en la etapa del estoicismo imperial en los que Séneca, Musonio Rufo, Epicteto y Marco Aurelio son sus máximos representantes(Brun 1997). El autor en el que pondremos énfasis es Marco Tulio Cicerón, filósofo y político que formó parte de la época imperial del estoicismo y cuyas ideas políticas están enlazadas esta filosofía.

El estoicismo se modifica constantemente desde sus primeros inicios hasta la llegada del cristianismo de la mano de Constantino en los primeros siglos del milenio pasado. Algunas de sus máximas cambian con el tiempo y otras se adaptan al pensamiento dominante cómo lo fue el cristianismo en los últimos años del imperio romano. La lógica, por ejemplo, fue parte del estoicismo en sus primeros inicios y siglos más tarde se centra más en la moral(Brun 1997). Cicerón afirma a través de sus textos que ciertos pensadores detractores del estoicismo consideraban la lógica del mismo como torpe e inútil(Brun 1997). Es posible que con el paso del tiempo, el estoicismo haya tenido cambios ideológicos como sucede con toda doctrina del pensamiento. Veamos cuales son los principales postulados del estoicismo.

El estoicismo se desarrolla entre el materialismo y el racionalismo ético. La postura filosófica se desarrolla en una lógica, una física y una moral(Brun 1997). Su teoría del conocimiento busca una armonía entre una experiencia interior y la experiencia que cada cual tiene del mundo exterior en el que vive(Brun 1997). Para vivir en armonía con la naturaleza es preciso avenirse con ella, esta armonía va acompañada de la naturaleza humana se vuelve un molde para juzgar instituciones sociales y leyes. Principios que se observan de manera implícita en Cicerón y cuyas ideas analizaremos más adelante.

Otro aspecto importante del estoicismo es su lógica sobre la visión del mundo. La corriente solo reconoce la existencia de individuos y no a los conceptos(Brun 1997).A diferencia de la proposición Aristotélica, la proposición estoica no realiza juicios de atribución y enuncia sólo acontecimientos(Brun 1997)

El estoicismo de la época romana también cuenta también con dos periodos y sus máximos exponente. Se reconoce a Cicerón como el mayor representante del periodo ecléctico y el nuevo estoicismo cuyo mayor exponente es Séneca. El nombre atribuido al estoicismo de Cicerón se debe a que su pensamiento es una conjugación de diversas corrientes del mismo. En Cicerón se encuentra el concepto de ataraxia que significa vivir sin turbación, la sabiduría –dicen- se encuentra en vivir sin sentirse afectado directamente por los acontecimientos del mundo. 

Cicerón y su modelo de hacer y pensar política

De los textos revisados en clase, La República de Cicerón fue el que más me resultó atractivo. Una de las razones principales que incluso fue comentado en clase fue la afinidad que nos puede resultar el periodo histórico que le tocó vivir a Cicerón. Conflictos políticos que estaban poniendo en tela de juicio la forma de gobernar de la que aún se podía considerar República. Un incipiente triunvirato que estaba dejando un desequilibrio entre las fuerzas políticas que tenían el control de diversas clases sociales y que cómo sabemos culminó con la instauración de Julio César en el poder y del cual Cicerón tomó un distanciamiento importante. Parte de estos acontecimientos son motivo de reflexión del autor y en el que su estoicismo se puso a prueba y que aquí busco deshilvanar.

Comencemos primero por la postura del estoicismo en contraposición con el aristotelismo, como bien menciona Jean Brun en su libro Estoicismo:

Aristotelismo y estoicismo son ciertamente dos especies de empirismo, pero estos dos especies de empirismo, pero estos dos empirismos se apoyan en visiones del mundo totalmente distintas. Aristóteles tiene una concepción del mundo más bien estática y claramente jerarquizada. Estática, porque el movimiento no es para él más que la traducción de una carencia, puesto que sólo consiste en el paso de la potencia al acto; jerarquizada, porque cada individuo se define por un conjunto de atributos y “no hay cambio de un género a otro”, en virtud del principio de identidad. Cada individuo, como los objetos dentro de una casa, posee un lugar en el mundo para el cual ha sido hecho y su virtud estriba en el hábito que le confiere un equilibrio en el seno de la jerarquía a la cual se integra…”(Brun 1997)

En el empirismo estoico se opta por una conciliación entre hombre y mundo. Esta conciliación no puede darse sin una penetración completa de la contemplación y la acción, es decir, entre la práctica y la teoría. Actitud que puede verse en el Libro Primero del libro de La República de Cicerón:

“En verdad, todo el discurso de estos filósofos, aunque contenga manantiales riquísimos de virtud y de ciencia, me temo, sin embargo, que, habida cuenta de sus actos y de las obras que ellos hicieron, resulte no haber aportado tanta utilidad a los negocios humanos cuanto deleite a los ocios…”(Cicerón 2010)

 Para Cicerón la política debe tener un sentido ambivalente, es decir, debe pensarse y actuarse a fin de no quedarse en la zona de especulaciones ociosas. Actitud que el mismo practicó en la agitada vida política de Roma de la que fue parte. Esta forma de pensar fue quizás inspiración para el emperador Marco Aurelio quien también se identificó con esta forma de hacer y pensar la política. Para Cicerón y el estoicismo, el mundo estaba en constante movimiento y su adaptación al mismo era parte de las virtudes políticas. Este movimiento a su vez aseguraba que la buena política tuviera un sustento empírico del cuál careció Platón en su texto homólogo.

Si buscamos otras correlaciones entre la vida de Cicerón, su pensamiento estoico y su obra de La República, podemos entender por qué tomó ciertas actitudes ante acontecimientos de los cuales respondió en sincronía con lo pensaba. El pensador político romano recibió el título de pater patriae cuando evitó una conspiración que pretendía terminar en golpe de Estado que buscaría el fin de la república romana. Cicerón fue uno de los principales denunciantes de los conspiradores y sus discursos contra Catilina fueron uno de los esfuerzos del orador por salvar el equilibrio político. Considero estás acciones de Cicerón como más dinámicas y efectivas que los pensamientos de otros intelectuales políticos que nunca pusieron a prueba sus postulados.

En Libro Segundo existe una postura muy interesante de Cicerón que fundamenta lo dicho anteriormente. En esta parte, el autor elogia a los primeros reyes originarios de Roma y considera que un posible renacimiento de ellos pondría fin a la maltratada democracia que reinaba en su época:

“Se producirá entonces la vuelta del ciclo, cuyo movimiento de rotación natural podéis aprender a reconocer desde el primer momento. El fundamento de la prudencia política, a la que se refiere todo nuestro discurso, está en ver los rumbos y cambios de las repúblicas, de modo que, al saber hacia dónde se inclina cada una, podáis contenerla o poner antes remedio…”(Brun 1997)

El pensamiento dinámico de Cicerón procede de su pensamiento estoico y que quizás otros romanos usaron también en anteriores momentos críticos de la historia. El primer caso que me viene a la mente es la invasión de Aníbal a la península itálica. Después de severos golpes a la incipiente Roma de la época, el senado decide nombrar a dos cónsules para evitar la completa destrucción de Roma de manos de los cartaginenses. En momentos cruciales no sé podía permanecer estático ante el orden gubernamental. La solución consistió en establecer una dictadura o monarquía temporal para solucionar un problema que ponía en peligro la misma existencia del Estado.

Aristóteles considera que no existen formas ideales de gobierno y aunque Cicerón no estaría completamente de acuerdo con esta afirmación, si diría que los políticos más virtuosos son aquellos que pueden prolongar el equilibrio de poderes entre las diferentes facciones que se lo disputan. Quizás por eso optó por oponerse a César cuando este buscó imponerse sobre Pompeyo, quien resultó perdedor al final de su disputa. La intención de Pompeyo al oponerse a César era evitar la tiranía y la consecuente llegada del gobierno imperial. En términos de los principios estoicos, Cicerón consideró a Pompeyo como el modelo de un político más cercano a lo que él plantea como político ideal en el Libro IV y V(Cicerón 2010).

Al final de su vida, Cicerón no pudo resultar triunfante de las disputas políticas y terminó siendo ejecutado por una de las facciones que lo vio como un peligro. Hasta ese momento, Cicerón permaneció apegado a su pensamiento estoico y al momento de su muerte solicitó que se hiciera de la forma más adecuada.  

El estoicismo como pensamiento político

Si trasladamos la ética estoica al plano de lo político daremos con que uno de los principales objetivos del quehacer político es lograr el bienestar y la felicidad de sus habitantes. Si el pensamiento estoico hubiera sido parte de la mayoría de la población en Roma quizás hubiera habido menos tiranía de la que se desató en la época del Imperio Romano. En la época clásica se desarrollaron muchas formas de gobierno y los intelectuales del periodo tuvieron oportunidad de razonar acerca de los resultados. Dos de los pensadores que revisamos en clase de la Grecia Antigua estuvieron a favor de una separación del reflexionar político y el quehacer político. Está idea tiene mayor sentido en nuestro tiempo en el que hacer ciencia política es muy distinto a la actividad política. En el caso de la Roma Antigua, la expansión territorial los obligó a ocupar más tiempo en la administración de nuevas colonias y una mejor administración de los recursos y las formas de gobierno locales. En el tiempo de Cicerón, los principales problemas de la República venían del interior. Este pensador y político romano se dio a la tarea de revisar a sus antecesores para contrastarlos con la realidad vivida. Bastaron alrededor de 20 años tras la muerte de Cicerón para que el gobierno romano borrara la idea de república y se convirtiera en imperio.

Justamente por esto decidí escribir sobre Cicerón. Su pensamiento está ligado a su experiencia y es una lástima que falten tantos pedazos de su escrito sobre la república pues su perspectiva habría brindado una mejor comprensión de la política antigua y sobre la misma naturaleza humana. Justo tras el asesinato de César, Cicerón buscó convencer a Bruto y otros conspiradores a que se regresara a los viejos preceptos de la república romana (Polo, 2005) y lamentablemente no tuvo éxito.

Existen dos aspectos que considero importantes rescatar en Cicerón y el estoicismo. La primera tiene que ver con el cosmopolitismo. La idea de que todos somos ciudadanos del mundo “Todos los hombres son conciudadanos en la república de Zeus, y deben vivir unidos bajo una ley común como un mismo rebaño guiado por un solo pastor”(Brun 1997) idea que en la modernidad se puede retomar bajo el contexto geopolítico que vivimos. Cicerón trató de compatibilizar esta idea en su época dándole pertenencia a los nuevos territorios conquistados mediante la ley romana.

El cosmopolitismo puede ser usado también como una actitud política de conciliación. La idea de reconocer al otro como un ciudadano del mundo que tiene los mismos derechos y obligaciones que los demás equilibra la balanza en el quehacer político. Claro, existen otras variables a considerar respecto a esta idea tales como el respeto de los migrantes a las costumbres locales y la observancia de las leyes locales. Si el sentido de pertenencia en un entorno global estuviera presente en la mayoría de las personas, las fricciones entre países serían menores.

Por otro lado, un aspecto negativo en Cicerón y que probablemente tomó de su postura estoica es su conservadurismo respecto a lo que debía ser el Estado. Su pensamiento político se caracterizaba por un dogmatismo maniqueo que partía de su identificación con la República (Polo, 2005). Así como se ve a lo largo de su existencia a un Cicerón dubitativo e inseguro en aspectos concretos tanto de su vida privada como pública, no hubo en él dudas en lo esencial de su pensamiento político (Polo, 2005).

Con la caída de Pompeyo, el famoso orador romano tuvo que aceptar los cambios en las condiciones políticas de Roma y buscar nuevas formas de restaurar el orden establecido. Aunque en su libro La República (Res Publica) argumenta a favor de un líder monarca con la condición de que tuviera ciertas aptitudes propias de un puesto político de esa naturaleza. Varios biógrafos del pensador romano consideran la posibilidad de que Cicerón mismo estuviera pensando en el modelo ideal de gobernante monarca debido a la gran egolatría del orador. Aunque esto es posible, la idea del monarca prudente y sabio suena más al filósofo-rey de Platón. En diversos textos de Cicerón evita el uso de la palabra “rey” y los sustituye por otros similares. Esto debido a que la palabra “rey” en ese entonces era sinónimo de  tirano (Polo, 2005). En términos estoicos, el sabio era aquél individuo que no tenía pasiones, no tiene orgullo y está exento de pasiones(Brun 1997). El sabio podía gobernar debido a que podía gobernarse a sí mismo. Es posible que otros estoicos compartieran este pensamiento reflejado en el texto de Cicerón, sobre todo por el énfasis en los asuntos morales que tuvo el estoicismo en su periodo más tardío. El problema era encontrar a estos tipos ideales de gobernantes, ya que la última incursión de Cicerón a la política, no los veía por ninguna parte.

Otro aspecto importante del estoicismo en la política es la capacidad para enfrentar los desafíos en época de mucha agitación. Una actitud vista en la mayoría de las ocasiones en Cicerón. Su juicio contra Catilina es probablemente el mejor ejemplo ya que se volvió una lucha frontal frente a un rival que acusó a Roma de volverse una plutocracia.

Marco Aurelio también desarrolló la actitud estoica en vida y obra. Ya en una época imperialista, Roma sufrió diversos enemigos en frentes internos y externos. La actitud del emperador romano puede constatarse en sus obras:

La vida es una guerra y un exilio, la fama póstuma es olvido. Entonces, ¿qué es lo que puede escoltarnos? Sólo una cosa, la filosofía. Esto es vigilar que el espíritu divino interior esté sin vejación, sin daño, más fuerte que los placeres y los sufrimientos, que no haga nada al azar ni con mentira o fingimiento, que no tenga necesidad de que otro haga o deje de hacer algo. Y además que acepte lo que ocurre y lo que se le ha asignado como algo que viene de allí de donde él vino. Por encima de todo, aguardar la muerte con el pensamiento favorable de que no es otra cosa sino disgregación de los elementos de los que está compuesto cada ser vivo”. (Aurelio, 2013)

El individuo y su actitud ante los desafíos que se enfrentan en el ejercicio tienen más peso que el orden político en el que se esté actuando. Marco Aurelio fue conocido en la historia como uno de los mejores emperadores que tuvo Roma. En la cita anterior podríamos decir que estamos ante una conjugación de la idea del rey-filósofo de Platón, el pragmatismo político de Cicerón y una filosofía estoica consolidada. La prueba de que el individuo pesa más que orden político en el que se mueva.

Reflexiones finales

Estuvimos reflexionando sobre un periodo de la historia en la que convergieron grandes ideas políticas de la antigüedad y su puesta en práctica en la ciudad de Roma. Nuestro testigo Cicerón nos ayudó a comprender un periodo de crisis y la opinión de un actor participante de estos conflictos. A diferencia de Aristóteles, quién tuvo una herencia más teórica y analítica de lo que fue la política en la Grecia y Roma clásica, Cicerón nos muestra una serie de pistas y pruebas de primera mano de lo que era el ejercer y pensar la política. Observamos la influencia de una corriente teórica importante de época como lo fue el estoicismo y como este fue practicado y observado por “padre de la patria” romana. Considero como virtudes políticas el entender al buen gobernante como aquél capaz de observarse a sí mismo como alguien que no es nublado por el orgullo para ejercer el poder, a la vez que conserva la templanza necesaria para resistir ante los problemas que surgen y a la vez es sabio para hacer consideraciones apropiadas acerca de lo que es y no es bueno hacer. Faltaría adentrarnos en otros textos de épocas posteriores para afirmar estas conclusiones o volverlas a poner en duda. Veremos…

Trabajos citados

Aurelio, M., 2013. Meditaciones. Primera ed. España: s.n.



Brun, Jean. 1997. El Estoicismo. Primera Ed. Toluca: Universidad Autónoma del Estado de México.

Cicerón, Marco Tulio. 2010. De República. UNAM. ed. Coordinación de Humanidades. México: UNAM.

 Polo, F. P., 2005. Marco Tulio Cicerón. Primera ed. España: Ariel.

viernes, 29 de diciembre de 2017

10 años de Rebelión Antigua



DÉCIMO ANIVERSARIO DEL BLOG

Este año se cumplen diez años de haber empezado este blog. En un principio tenía la idea de tener un espacio para hablar de los temas que más me interesaban en ese momento que eran las culturas antiguas y la filosofía. Al momento de pensar en un nombre para la página, pensé en que sería necesario establecer un título que fuera lo suficientemente amplio para que pudiera escribir sobre muchos temas. Fue entonces cuando imaginé en hablar sobre las civilizaciones antiguas y su impacto en la modernidad. El tema es tan amplio que podría pasarme toda la vida escribiendo sobre el mismo. Así fue como nació Rebelión Antigua, un blog dedicado en hablar sobre lo mejor de las culturas antiguas y cómo están permean la sociedad que hoy nos rodea.

Cuando empecé el blog había estudiado temas desde un ángulo diferente. La carrera de sociología te permite explorar una infinidad de temas sobre la sociedad y la cultura. Diferentes áreas del conocimiento se fusionan en temas que llaman la atención a cualquier persona, sin importar su formación profesional. Temas que en la antiguedad eran importantes y que ahora parecen ser secundarios. La percepción sobre la vida, el tiempo y la naturaleza han pasado a un segundo plano asumiendo que hoy en día existen temas que parecen darle más importancia. Sin embargo, si algo nos enseñan los antiguos es que hay temas que nunca pasarán de moda y que serán de gran importancia para la vida. 

La primera cultura por la que me interesé desde corta edad fue la mesoamericana. Desde pequeño recuerdo tener libros sobre la historia de México que hablaba de los codices y las imágenes representadas en ellas. No tenía idea de que significaban todas esos dibujos extraños y pocos estéticos en comparación con las imágenes a las que estaba acostumbrado. En la secundaria escribí una historia corta acerca de un soldado mexihca que se enfrenta a Cortés y por poco lo derrota. Titulé la historia "El Último Azteca" y me obsesioné con la idea de escribir una novela o guión sobre ella. Años más tarde, cuando estaba en la universidad me topé con el libro de Azteca de Gary Jennings y volví a retomar mi interés por las culturas antiguas mexicanas. Gracias al taller Lengua y Cultura Nahuatl impartido por Ignacio Pérez Barragán me adentré al estudio de los pueblos de una forma que no lo habría hecho por medio de libros y novelas. Entendí desde lo profundo lo que significaba el mundo y el universo para los antiguos mexicanos.

Fue hasta los 18 años cuando empecé a comprender mejor a los pueblos antiguos. La historia clásica siempre me fascinó sobre todo cuando estaba expresada en la filosofía o las novelas históricas. Y es que la historia se hace emocionante si hay una estrategia para contarla. Las armas antiguas, las estrategias de guerra, los pactos políticos y las traiciones están presente siempre en el pasado y siguen dando enseñanzas para quienes habitamos en el presente. La historia nos enseña que mucho de lo que nos preguntamos hoy en día han sido preguntas tan viejas como las piedras. Aunque la tecnología nos rodea por todos lados, las ideas sobre la vida continúan siendo las mismas que se tenían en otras épocas. Esta es una de las razones principales por las que cree este blog. Difundir la importancia de los pueblos antiguos para la modernidad. El pasado es importante para crear identidad y como auxilio moral de los ciudadanos contemporáneos. Cuando la ausencia de pasado se hace presente, las personas son fácilmente manipulables por sectas, cultos y religiones que saben como llenar el vacío existencial que la modernidad puede traer consigo. La prueba está en creencias absurdas como la cienciología, el fundamentalismo cristiano (y musulmán) y las teorías de la conspiración que dominan gran parte del pensamiento del siglo XXI. 

Datos curiosos

A continuación algunos datos curiosos de los inicios del blog:

- El primer post de bienvenida es una parafrasis del libro "El Viajero" de Gary Jennings.

- Los primeros posts solían terminar con la famosa frase de Tenamaxtli "Axcan Quema, Tehuatl Nehuatl" (Ahora sí, tu o yo)  debido que el dominio inicial del blog fue tenamaxtlimoderno.blogspot.com

- Algunos de los post sobre "El cine y el significado de la vida" tienen modificaciones hechas por mí o están traducidas por alguien más. 

- Peter Hassler y el sacrificio humano es uno de los post con más polémica y visitas debido a la postura que mantiene sobre uno de los aspectos más conocidos de los mexihcas.

- Gracias al post "Diario de Tenamaxtli: viaje al Mixton" fuí contactado por investigadores de Zacatecas que habían estado buscando los vestigios del Mixtón para investigaciones. 

- La ortografía y la redacción no era una constante de los blogs personales en el 2007 y aún no he corregido todas las faltas de los blogs más viejos. Incluso los post más nuevos tienen algunos, el problema de no tener un editor. 

- Alrededor del año 2010 olvidé pagar el dominio y perdí una enorme cantidad de visitas que hasta la fecha no se han podido recuperar. Alguien compró mi dominio y lo estaba vendiendo en 6 mil pesos. Pude recuperarlo hasta que redujo su precio considerablemente. 

-La serie de posts "Medicina antigua y moderna" y "Justicia Antigua y moderna" fueron suspendidos de su escritura por ser necesaria una investigación profunda sobre ambos temas. Los existentes cuentan con la mayor cantidad de vistas del blog. 

- La serie "Guerra y estrategia" será la más larga del blog debido a la enorme cantidad de material y temas que hay por cubrir en este tema. Es uno de los temas que están presentes en la lista para la escirtura de un libro. 

-La existencia de este blog inspiró al Maestro Ehecatl a que hiciera su propio blog, aunque estuvo escribiendo constantemente durante un tiempo, cada vez escribe con menos frecuencia. 

 - He borrado algunos post que estaban muy mal escritos, mal investigados o simplemente ya no estaba convencido de los argumentos que sostenía. 


Guzío o cómo convertir un hater en tu mejor amigo

Sin duda alguna la llegada de Guzío (o Román Macías Pisano) fue uno de los momentos más significativos de este blog. Aunque iniciamente fue alguien que me tomó un odio por un post en el que ponía en duda la existencia de los dioses mesoamericanos, posteriormente, se fue convirtiendo en un amigo fugaz que asistió a las clases de Nacho durante unos meses y nosotros fuimos con él a su querido pueblo en Oaxaca. La amistad con Guzío fue terriblemente fugaz ya que en el año 2013 falleció por una insuficiencia respiratoria. Fue uno de los eventos más lamentables y tristes del blog ya que tan solo contaba con 24 años y apenas se estaba graduando de la carrera. Fue justo el año en el que yo empecé el blog y si el siguiera vivo ya habríamos escrito algo juntos o quizás el tendría su propio espacio. Hasta la fecha es alguien que realmente extraño. 

Prospectivas y futuro del blog


El lado más negativo del blog es que no lo he actualizado tanto como quisiera. He buscando que RA contenga post divulgativos de calidad. Por lo que cada post se toma su tiempo en investigación y escritura. Los temas en los que estoy metido no siempre son relativos al blog y eso hace que tarde más en subir nuevos posts. Es por eso que he creado otro blog para hablar de temas de mi carrera y que tienen que ver exclusivamente con asuntos modernos. 

Estos son algunos de los temas que se encuentran pendientes en el blog:

Reírse de la nada, la comedia como una estrategia nihilista

Guerra y estrategia (14) : Sun Tzu

Formas de vivir una buena vida (según los antiguos)

Guerra y estrategia: La guerra en el bosque de Teutoburgo 

Guerra y estrategia (10): Tucídides

Guerra y estrategia (13): Algunas consideraciones sobre la estrategia

El Maestro Ehecatl (7)

Guerra y estrategia (17): La Rebelión de Espartaco

El próximo año estaremos escribiendo más posts cada mes, además de hacer una renovación de los más populares, así como nuevas colaboraciones. Alguna vez tratamos de mudar el blog hacia Wordpress pero se volvió bastante complicado y hasta la fecha nos hemos mantenido con Blogger. Esperamos contratar diseñadores gráficos y otros profesionales para mejorar la calidad visual del blog.

Si tienen comentarios respecto a lo que les gustaría ver en el blog son bienvenidos.

Atte.

Un Tenamaxtli moderno.

viernes, 15 de septiembre de 2017

La Diosa Fortuna y la lotería de la vida (4)


"La suerte es como la juventud. Cada cual se lleva su lote. Algunos la pillan al vuelo, a otros se les escurre entre los dedos, y otros la siguen esperando cuando ya ha pasado de largo..." 
Yasmina Khadra

Seguramente te has topado con alguien que ha comprado un billete de lotería o un clásico "raspadito". Con esta compra, la persona en cuestión pone una parte de sus esperanzas en lograr el éxito económico mediante la suerte. Tú, por el contrario, has tenido la suerte de averiguar la posibilidad de éxito en el famoso sorteo. Quizás leíste por ahí que la posibilidad de triunfar en la lotería es extremadamente mínima. Incluso existen páginas que te hacen el cálculo de tu posibilidad de éxito. Incluso te advierten que es más probable que mueras por la caída de un rayo o un accidente automovílistico  a que le atines al número de la lotería. Si te enteraste de estos datos, seguramente eres del grupo de personas que se burlan de aquellas que compran constantemente un billete de lotería. Y aún así, es probable que pertenezcas a otro grupo de personas que sigue pensando que la Diosa Fortuna les sonreirá en otros ámbitos de su vida: el amor y el trabajo.


Y es que, nosotros, los descreídos de la lotería, pensamos que nuestra vida tendrá un buen final. Que ninguna enfermedad atacará nuestro cuerpo antes de la edad apropiada. O que en algún punto tendremos la relación perfecta en nuestras vidas. O que después de varios intentos, encontraremos el trabajo de nuestros sueños, aquel que nos dará fama y dinero. Todas estas ideas parecieran ser ampliamente aceptadas por el grueso de la población a nivel global. Sin embargo, al igual que la lotería, existe una enorme posibilidad de que nuestra vida se termine antes de que logremos alguna de estas metas. Y los desdichados serán una buena parte de la población. Los medios de comunicación y la cultura popular en general han sido causantes de estas distorsiones del pensamiento.

La economía de libre mercado busca que sus consumidores estén pensando constantemente la felicidad a través de productos que van empatados con las metas que todos tenemos en el amor o el trabajo. Esta búsqueda predispone al individuo a suponer que sus acciones tarde o temprano redimirán su vida tal cual la imaginan. Siendo que las emociones son también productos que deben venderse,  un matrimonio feliz o un trabajo ideal son formas inmateriales de productos que consumimos y terminamos anhelando.


Una vida sin dificultades o sin metas no cumplidas es sumamente extraña. El individuo promedio sufre cada día una sensación de desesperanza, tristeza o percepción de mediocridad que no comparte de forma pública, y sin embargo, la vive constantemente. La "diosa fortuna" nos coloca en posiciones iniciales muy diversas que están a la predisposición azarosa de personas e ideas que pueden hacer cambiar nuestra forma de pensar a lo largo de la vida. Estas acciones casuísticas son las responsables de que nuestra situación mejore o empeore. Las personas que compran estos productos emocionales durante alguna etapa de su vida (a través del cine y la literatura),  lo abandonan después de unos años después de que la realidad los golpea duramente.

En la película de "The Netbook", la pareja perfecta es el resultado de una relación larga y compleja pero con un final feliz. Ninguna emoción es tan sublimente vendida como el final: la pareja muere casi al mismo tiempo y en la vejez. Una idea que excita a más de una persona (especialmente a las mujeres) y que tratan de emular constantemente en todas sus relaciones. Incluso, en una relación que objetivamente no llegará a eso, será comprada por la amante como si lo fuera. Basta escuchar las historias más cercanas a nuestro entorno para descubrir que incluso el amor romántico menos ambicioso es también una rareza entre las personas. Sin embargo, todos jugamos a la lotería de esta meta sin pensar en la poca probabilidad de lograrlo. 

El trabajo sufre de las mismas dificultades. En un entorno de trabajo global en el que posibilidad de encontrar un puesto duradero, que refleje todo nuestro verdadero ser y que nunca nos cause estrés es extremadamente difícil. En primer lugar se debe a que la mayoría de nosotros no sabemos a que nos queremos dedicar a temprana edad. Gracias a la presión social escogemos alguna carrera u oficio sin detenernos demasiado a evaluar si es lo mejor para nosotros. Cuando una persona se da cuenta de esta situación acude a otras formas de satisfacer sus necesidades laborales más ambiciosas. Una de estas formas es la cultura del emprendimiento. Millones de personas alrededor del mundo se dedican a generar nuevos productos y empresas que piensan que cumplirán todos sus ambiciosas metas. La meta final será un trabajo que satisface nuestro deseo por la autorealización. Aunque el deseo sea válido, este es compartido por millones de personas alrededor del mundo, y la posibilidad de que se realice es más baja de lo que nosotros imaginamos.



Vivir una vida sin contratiempos en noventa años (o menos) es extremadamente raro. Accidentes, desastres naturales, enfermedades y la mala suerte de no encontrar una pareja para toda la vida son posibilidades latentes y más comunes de lo que imaginamos. Pensar de otra forma es querer jugar a la lotería de la vida. Que por nuestra extrema bondad o fortuna pasada, no tendremos ese tipo de dificultades. Los cristianos suelen engañarse con la idea de estar "bendecido por Dios" al considerarse afortunados por tener lo que tienen sin pensar que ese mismo ente puede revertir su fortuna (cosa que no hacen por su propia concepción de lo divino).

Y es que nuestro cerebro tiende a interpretar las estadísticas de una forma muy equivocada. Percibimos la ocurrencia de algo que es mucho más común de lo que realmente es. Los golpes de suerte en el amor o el trabajo son ampliadas por los medios de tal forma que consideramos que tenemos una alta posibilidad de adquirirla también. Incluso la persona más pobre en algún lugar remoto le llega esta idea. El porcentaje de éxito de un negocio suele ser inferior a dos cifras, la mitad de los matrimonios del mundo terminan en divorcio y la posibilidad de lograr un cuerpo atlético es también relativamente bajo.

Alain de Botton explica muy bien esta idea en el video The Lottery of Life. El filósofo inglés considera que si tuvieramos el poder de espiar la vida de todas las personas alrededor del mundo, veríamos como otros ven el trabajo o el amor y estaríamos mucho menos tristes por nuestra propia situación. Nos dariamos cuenta de lo frecuente que es la decepción, cuantas ambiciones nunca son llenadas y que tanta confusión e incertidumbre vaga realmente por el mundo.

La idea, por supuesto, no es generar mayor pesimismo por nuestra situación o sentir una tristeza extra en nuestra vida. Más bien, lo que propone Botton es que entendamos que tan anormales y crueles estamos siendo con nosotros mismos. Aunque entenderlo puede ser doloroso, puede ser también reconfortante y tranquilizador. Al igual que el planteamiento expuesto en el post sobre la tragedia de la vida y el mundo de perdedores, encontrar a otro que sufra una suerte igual o peor que la nuestra es también una oportunidad para ofrecer nuestra simpatía y ánimo para alguien que cree en metas que son tan comunes de ambicionar, pero terriblemente difíciles de obtener. 

Más sobre la suerte:

La Diosa Fortuna y el cuerno de la abundancia

La Diosa Fortuna y el factor suerte

martes, 29 de agosto de 2017

Sobre el minimalismo y la obsolencia programada



"There is no rule that says financial sucess must mean that you live beyond your means. Remember: humans can be happy with very little"
Ryan Holiday
The Daily Stoic
"The things you own end up owning you."
Tyler Durden
De la película Fight Club 

Uno de los problemas de la modernidad es el exceso de pertenencias. Gracias a la economía de libre mercado, ahora es posible atiborrarse de una gran cantidad de objetos tanto inútiles como útiles. Aunque en México no se vive el consumismo a la misma escala que en Estados Unidos, si existe una cultura arraigada de comprar y almacenar. Incluso en los hogares de las familias más pobres es posible encontrar una gran cantidad de pertenencias que no sirven, son viejas o están descompuestas. Al capitalismo se le achacan sus peores males a pesar de que estos son a elección propia. Es decir, nosotros elegimos si queremos comprar y guardar o simplemente mantenerse con lo mínimo necesario.



La generación Millennial se ha destacado por revivir un movimiento de anticonsumo (o consumo responsable) llamado minimalismo. Lo que este movimiento promulga es la vida simple a través de los objetos que consumimos y la forma en que pensamos. Bajo el mantra de "menos es más" los minimalistas atacan el consumismo que degenera nuestra calidad de vida a largo plazo. El minimalismo requiere de cierta disciplina que no todos están dispuestos a aceptar. Y es que las posesiones han servido a lo largo de los siglos para determinar la posición social en la que uno se encuentra. En una visión muy subjetiva de la posición social, la gente hace uso de la ubicación en la que vive, el coche que posee, la tecnología que adquiere y el puesto que desempeña para poder determinar en que espacio del estatus social se encuentra.

Es por eso que un individuo promedio busca elevar su sensación de status social buscando mejorar alguno de los puntos anteriores. Una de las estrategias más buscadas es la compra de bienes por medio del crédito. La compra de un automóvil para alguien que no lo necesita supone una acción para elevar su propia sensación de valor ante la sociedad. Esto sucede con particular frecuencia en México, país que carece de nobleza y recurre al poder político y los bienes materiales para diferenciarse de los demás. Sin embargo, parte de la generación Millennial ha optado por recurrir al minimalismo para evitar caer en las trampas del consumismo: deuda e infelicidad.

¿Cuáles son las estrategias que usa un minimalista para reducir el estrés de su vida? Veamos que dicen los expertos.



Elimina todo lo innecesario

La forma más fácil de seguir este postulado es empezar con todas las cosas que tengas y ya no uses. La primera opción es la ropa. Casi todos poseemos algo que ya no usamos y continúa en nuestro closet. Puedes continuar con todas las cosas que tengas en tu recámara, casa, auto y mochila. Al igual que en otras formas de reacondicionamiento psicológico, la primera fase se trata de eliminar lo más fácil de eliminar y luego proceder con posesiones más complejas: trabajo y pensamientos.



No compres, repara

Una buena forma de combatir el consumismo es ejercer la cultura de la reparación. Extender la vida útil de las cosas que usamos de tal forma que no tengamos que comprar tan seguido. Esto aplica mucho a la tecnología, la ropa y los muebles de nuestra casa. Es luchar contra la hipótesis de la obsolencia programada de la cuál hablan muchos detractores del capitalismo. Según esta hipótesis, las empresas construyen bienes de consumo que ya tienen una fecha de caducidad que ellos conocen. Después de esta fecha, los productos empiezan a aparecer errores que no se habían manifestado. Esto obliga al consumidor a comprar nuevamente otro producto que la empresa ya está esperando que adquiera. 

Por suerte, gracias a internet, existen millones de personas combatiendo este problema. Y es que los manuales de reparación de un bien de están por toda la red. Incluso existe una página llamada iFixit que ayuda a personas de todo el mundo a darle instrucciones precisas para reparar algún equipo tecnológico. Esto es particularmente útil para celulares, laptops, tablets y PCs. La obsolencia programada para ser más evidente en este tipo de tecnología. 

De igual forma, reparar nuestra ropa, remodelar nuestra casa y reacondicionar nuestras posesiones puede hacer que alarguemos su vida útil más allá de lo que normalmente nos dura.  Por mi parte, he logrado que me duren laptops más de 5 años, celulares más de 3 años y otros productos electrónicos más de una década. Lo mismo con la ropa, que normalmente se maltrata de un sólo lugar y puede ser facilmente cosida o remendada. 



Un día sin tecnología

La época moderna sufre de una enorme dependencia tecnológica. Para un gran porcentaje de los usuarios de celular, es imposible estar un día sin revisar el correo o el Whatsapp sin generar ansiedad. Al igual que una droga, cuando perdemos nuestro celular sufrimos el mismo estrés que perdieramos dinero o una mascota. Filósofos como Alain de Botton y Tim Ferriss han hecho promoción del Digital Sabbath un día sin utilizar la tecnología o sin mirar pantallas. Entrar en modo avión y dejar el teléfono en casa. La idea es apreciar más cosas que nuestras actualizaciones en redes sociales o la última noticia del día. 

Programar nuestro teléfono para recibir solamente las notificaciones que más nos importan, evitar que produzca sonidos estresantes o incluso utilizar Google Calendar (u otro servicio) para que el teléfono solo emita sonidos y vibraciones en un horario determinado. Todas estas estrategias nos proporcionan una mayor salud mental y reducen el estrés de la vida moderna (o al menos lo reducen).

Para más información: